QUÉ HACER EN MALLORCA

 

 

 

 

 

ACTIVIDADES DE OCIO EN MALLORCA

 

Por la buena ubicación del Hotel Saratoga, todos nuestros clientes pueden disfrutar de paseos por el centro de Palma y visitar lugares emblemáticos de la ciudad: ver el museo moderno y contemporáneo Es Baluard, visitar la Catedral de Palma, el Parque del Mar, el Paseo Marítimo en donde podrá disfrutar del mar y las vistas además del Club Náutico conocido por la regata anual de la Copa del Rey de Vela.

La playa más cercana al hotel es la Playa de San Antonio, donde se encuentra parte del Paseo Marítimo, el cual tiene una longitud de 5,500 km, ideal para dar paseos en bici, patinar, haciendo footing o simplemente dando un paseo tranquilo mientras disfruta de la tranquilidad que emana Mallorca. (Las playas de Illetas y Cala Mayor también están relativamente cerca, pudiendo ir en coche o transporte público.)

Una de las ventajas de la isla y en parte de sus lujos es que está rodeada de playas y calas a cada cuál más espectacular, donde la arena es fina y dorada y el agua transparente y azul celeste, que si te quedas quieto, puedes ver hasta los peces que pasan por tu alrededor. Algunas de las Calas y Playas más espectaculares son Es Trenc, Cala Barca, Playa de Formentor, Cala San Vicente, Cala Vinyes… ¡un sinfín de ellas! Mallorca goza de un tiempo mediterráneo espectacular, donde casi todos los meses del año el sol brilla y la temperatura es ideal. Perfecta para disfrutar de las terracitas de los bares donde tomar un tentempié disfrutando del sol o una copa bajo las estrellas.

A parte de las increíbles Calas y Playas de Mallorca, hay muchísimos pueblos que vale la pena conocer y visitar al igual que lugares emblemáticos. Entre los pueblos más conocidos son: Sóller, Valldemossa, Puerto de Alcúdia, Inca, Deià, Puerto de Andratx, Portals Nous, Esporlas, Banyalbufar, entre muchos otros. Y de lugares que no debe dejar de visitar está la Sierra de Tramuntana, Cabo de Formentor, Cuevas del Drach, La Calobra, Parc Natural de S’Albufera, Torre de Ses Ànimes, Castillo de Alaró… ¡y muchos lugares más!

Además, también puede hacer excursiones en barco hasta Cabrera y bañarse en la “Cova Blava” donde el mar ilumina la cueva de un color azul brillante. También pueden realizar excursiones para visitar la isla de la Dragonera, protegida como espacio natural. El islote que ¡está repleto de lagartijas! Que campan a sus anchas. Y para los más aventureros y deportistas, Mallorca es un lugar ideal para realizar actividades deportivas como ciclismo, senderismo, submarinismo, rápel, running… ¡Todos le permiten disfrutar de increíbles y espectaculares paisajes de Mallorca!

 

MALLORCA

 

Las Islas Baleares se encuentran al Este de la Península Ibérica, en el Mar Mediterráneo. Formado por un conjunto de islas (Mallorca, Menorca, Ibiza, Formetera y Cabrera), Mallorca es la isla más grande de todas. Recibe unos 13 millones de visitantes al año principalmente por el turismo, que es la actividad más importante de la isla. (Las industrias mallorquinas de hostelería se encuentran entre las primeras de España e incluso del mundo entero.)

Dicha afluencia hace que en verano la población se multiplique exponencialmente. Además, es destacable la presencia elevada de residentes extranjeros. El clima mallorquín es típicamente mediterráneo, con temperaturas altas en verano y moderadamente bajas en invierno, y al tratarse de una isla, el nivel de humedad es muy alto, lo que provoca que el calor y el frío sean más intensos. Las nevadas son habituales en invierno en las cimas más altas de la Sierra de Tramuntana pero excepcionales en el llano y la capital.

Visitar Mallorca no es tan sólo visitar una isla para disfrutar del sol y sus playas, sino que es mucho más que eso: conocer sus pueblos, visitar el centro de la ciudad de Palma, sus mercados tradicionales, Museos y un sinfín de actividades de ocio y cultura que convertirán sus vacaciones en Mallorca en unas vacaciones completas e inolvidables. La gastronomía de la isla es totalmente mediterránea: se utiliza siempre aceite de oliva, alimentos elaborados con cerdo como la sobrasada mallorquina, la ensaimada… además de platos típicos elaborados con productos de la tierra con los que disfrutar en “cellers mallorquins” o en cualquier restaurante de comida casera. También puede visitar las bodegas de la isla así como las fábricas de aceite artesano.

Varios de los platos más populares de Mallorca son el Frito Mallorquín, el Frito Marinero o de Matanzas. El Tumbet, las Sopas Mallorquinas, el Arròs Brut, el Pa amb Oli con Pan Moreno acompañado de embutidos como la sobrasada, butifarrón, longaniza, camaiot… El Trempó o las famosas Quelitas. Y en lo que a repostería se refiere, el dulce por excelencia es la ensaimada de todo tipo: normal, rellenas de crema, cabello de ángel, con trozos de sobrasada y calabaza confitada… El gató de almendra, el granizado de almendra, los crespells y robiols rellenos de requesón, cabello de ángel o mermelada, las empanadas y los cocarrois, la coca de verdura o de trempó… ¡Un sinfín de delicias para probar y chuparse los dedos!

En cuestión de arquitectura, Mallorca ofrece infinidad de rincones dignos de ver como el Castillo de Bellver, uno de los 3 únicos castillos europeos de planta circular. Visitar el lugar de peregrinaje por excelencia de la isla, que es el Monasterio de Lluc o el Castillo de Bendinat, construido en el siglo XIX por el Marqués de la Romana. A poco que indague, descubrirá maravillas arquitectónicas y paisajísticas que no puede perderse. ¡Mallorca es espectacular!